articuloscolombofilos
  ¿Cómo aparear a sus reproductoras?
 
¿Cómo aparear a sus reproductoras?

Lo primero que hay que hacer es comenzar a revisar a finales del mes de Noviembre los resultados de las rutas anteriores en nuestras palomas adultas y pichones de vuelo y comenzamos a mirar si es necesaria la introducción de nuevas palomas a nuestro palomar de cría. Si las palomas de vuelo no la hicieron bien en los vuelos de velocidad, buscaremos palomas de velocidad. Si los vuelos de fondo fueron un desastre, buscaremos palomas de fondo. Usted puede investigar y averiguar donde conseguir palomas buenas, comprando en subastas en vivo donde usted puede verlas y agarrarlas, o por subastas en el internet  que son muy populares. Usted puede hacer todo esto, pero recuerde que la suerte juega un gran papel para conseguir las palomas correctas que trabajen bien para usted.
Una de las cosas más atinadas es conseguir pichones hijos de buenas parejas de con algún colombófilo destacado. Las parejas buenas han demostrado que sus combinaciones de genes trabajan, y seguirán trabajando más adelante de la primera generación. Hay que buscar y encontrar parejas que son súper buenas, entre más buenas mejor. Entre más palomas hayan salido de una pareja que hayan volado bien, mejor.
En lo que respecta al apareamiento de las palomas, me gusta criar con palomas del mismo tipo, a menos que yo vea que hay una deficiencia en algo. Por ejemplo, si trabajo con una familia de palomas de velocidad que no se marquen más allá de los 280 Km., o sólo en vuelos fáciles, entonces hay una deficiencia que tiene que ser corregida. Para la mayoría de nosotros en México esta deficiencia no está bien, porque volamos un régimen que incluye vuelos de hasta 600 Km. en la ruta de pichones.
Usted puede hacer que sus palomas de velocidad  vuelen más distancia metiéndoles  un poco de sangre de una familia de fondo. Y se puede hacer esto sin necesariamente sacrificar la velocidad. Esto se hace metiéndoles una paloma de fondo cuya familia ha demostrado que también puede ganar en algunos vuelos de velocidad rápidos. Cruce a esa paloma con la familia de palomas de velocidad, y cale los pichones bien a fondo. Luego aparee uno de los mejores de estos pichones hacia atrás a la familia de velocidad.
Usted también puede usar este método al revés, cruzando una paloma de velocidad con su familia de fondo. Cruce esa cruza atrás en a la familia de fondo para introducir un poco de velocidad. Unos de los mejores palomares que se sabe hicieron esto con éxito fueron los Van Hee. La línea de fondo del Motta era demasiado lenta para los vuelos, entonces ellos compraron palomas Janssen directas. Ellos introdujeron las Janssen una vez solo para cruzarlas con las de ellos, y luego ellos seleccionaron aquellas palomas mitad Janssen y mitad Van Hee y ellos las cruzaron hacia atrás por el lado de las Van Hee, y las crías de estos cruzamientos salieron ¾ Van Hee y ¼ Janssen. Con esta combinación de sangres ellos produjeron muchos ganadores Nacionales.
A mí en lo personal me gusta aparear a mis palomas de modo que haya siempre un eslabón genético entre las dos palomas. Los resultados que he obtenido haciendo esto han sido satisfactorios. He usado mucho de mi tiempo estudiando los porcentajes genéticos. He encontrado que parece haber un denominador común entre la sangre de entre el 28 % y el 37 % y un grado alto de éxito en las  competencias y también en la cría. Especialmente en palomas criadas en línea con un coeficiente de entre el 28 % y el 34 %, o a veces más alto, estas parece ser que tienen más consistencia para ganar en los vuelos incluso más que aquellas que vienen de cruzas o palomas que son consanguíneas o criadas en línea.
Trato de encontrar una paloma con genes dominantes, una paloma que ha demostrado ser una buena voladora o reproductora, y de preferencia me gusta más una buena reproductora que también haya sido súper voladora. Criamos en línea a esta paloma en particular a una proporción de aproximadamente el 31 %. Esta es la proporción aproximada de algunas de mis palomas ganadoras. He comprobado en mi palomar durante muchos años que las palomas salen mejor que las cruzadas, en otras palabras, que aquellas sin la descendencia en común dentro de 6 generaciones.
A menudo, las cruzas son sólo una incógnita. Usted a veces puede tener buen éxito, pero también un grado mucho más alto de incertidumbre o un fracaso total con las cruzas. ¿Por qué entonces los colombófilos practicamos las cruzas? Simple, debido al vigor híbrido que a veces puede resultar. Si usted aparea dos palomas consanguíneas que no tienen ninguna relación, usted puede a veces conseguir un aumento en el llamado vigor híbrido. El porcentaje para tener éxito es de alrededor del 17 % o una entre cada cinco o cada seis. Una excepción a esto es el encontrar 'una pareja dorada' que nos dará un mayor porcentaje de éxito. Pero generalmente, dos palomas de razas opuestas nos darán una buena entre cada cinco o seis hijos.
Con palomas de origen bueno criadas en línea, los porcentajes se acercan de entre una en cuatro a una en tres. Entonces hay probabilidades mucho más altas para el éxito con palomas seguras a través de la crianza en línea. En algunas situaciones, una paloma criada en cruza vendrá a ser una superestrella, porque esta no solo tiene el vigor híbrido sino que también tiene la combinación de genes que le permiten ser una voladora segura. Entonces a veces la cruza es un esfuerzo que vale la pena. Hay que hacer esto hasta cierto punto cada año, sobre todo si queremos introducir más tarde una de las palomas criadas en cruza hacia atrás en una de las familias ya existentes.
Utilizando la cuza hay una probabilidad de reducir la incertidumbre de combinar dos familias. Un ejemplo de una de estas combinaciones es el apareamiento de palomas Huyskens Van Riel con las Haveniths. Muchos colombófilos sabemos que las palomas Janssen se cruzan muy bien con muchas familias de palomas. Las Hofkens con las Grondelaers es otra cruza natural. Una de las mejores parejas naturales fue la pareja dorada de Meulemans, la sangre del macho Van Den Bosche cruzado con la sangre de la hembra Janssen. Este apareamiento produjo una familia entera de grandes palomas producidas de un apareamiento en cruza. Las Devriendt con las Meulemans es otra buena cruza es la sangre de mi ‘Azulito Grande’, las Stassart con las Sion que es la sangre de mi ‘28’, es otra buena cruza, y así sucesivamente.
Así que puede ser de gran valor el apareamiento en cruza, pero usted aumenta sus posibilidades de éxito si usted tiene alguna referencia de las cruzas que han sido hechas y probadas con éxito por otros antes. Algunas familias de palomas cruzadas con otras no tienen éxito. La combinación promedio parece ser no mejor de una en cinco o una en seis.

A mí me gusta hacer la mayoría de mis apareamientos en línea, pero cuando tengo a una paloma muy consanguínea, en otras palabras hija de una combinación de padre-hija o madre-hijo y he producido una progenie muy consanguínea, me gusta cruzar esa progenie a una familia completamente diferente de preferencia también consanguínea. Hago apareamientos de padre-hija y de madre-hijo porque he encontrado que cuando escojo a una muy buena voladora hija de un buen reproductor y apareo a esa buena voladora atrás con su padre, a menudo salen hijos por encima del promedio y a veces hasta grandes reproductoras. Si es un buen macho volador, lo apareo atrás a su madre. Si este es una buena hembra voladora, la apareo atrás a su padre. Trato de competir con sus hijos, y no les exijo a esos hijos ser tan buenos en las competencias como lo esperaríamos de los hijos de cruzas, porque estos pichones no tienen la ventaja de tener el vigor híbrido.
A los consanguíneos les pongo un estándar diferente y trazo objetivos diferentes que para los criados en línea o de cruzas. Si ellos cumplen los objetivos, que básicamente son, ser voladores consistentes, mostrar inteligencia para regresar de un vuelo en un tiempo decente (no necesariamente ganar el vuelo o ganar diploma, pero sí que lleguen temprano) entonces hay que considerar eso como un indicador que esta paloma tiene la capacidad y la inteligencia y le deberíamos dar una posibilidad como reproductora. Cruzamos éstas con otras familias con las cuales hemos hecho la misma cosa, una que ya sepamos que va a ser una buena cruza con la primera familia.
En el 2001 revisando las palomas adultas que me habían sobrado vi a un macho azul del año 2000 con un excelente ojo y completo de todo, como a mí me gustan los reproductores, le pregunte al ‘Taborki’ por él y me dijo que nunca se marco bien pero ahí estaba y eso ya era buena seña, de inmediato decidí bajarlo al palomar de cría y ese mismo año lo aparee y sorpresa casi todos sus hijos obtuvieron poster en las competencias, ya para el 2003, 2004 lo aparee con su madre y con algunas de sus hijas sacándole muchos hijos,  muchos de ellos volaron y otros desde al nacer fueron destinados para reproducir. También crio con otras hembras y la mayoría de sus hijos que volaron se desempeñaron bien algunos de ellos ganaron vuelos. Muchos de los que ganaron después de sus carreras como voladores también reprodujeron excelente y lo siguen haciendo. Los que no volaron  bien la mayoría no dio bueno. Es algo que siempre he observado. He tenido mucho éxito con ellos. Ahora he encontrado algunos futuros reproductores hijos de ese macho azul ‘El Azulito Grande’, y ellos son jóvenes, entonces sé que tengo reproductores jóvenes con los cuales podre continuar durante mucho tiempo y poder sacar un buen porcentaje de palomas buenas cada año.
¿Porque les cuento todo esto? En resumen, hay que aparear palomas que genéticamente combinen, o buscar criar en cruza si hablamos de dos palomas bastante consanguíneas. Si no se trata de una paloma consanguínea, prefiero criar con ella en línea porque las posibilidades de que me de bueno son mayores. Hay que criar en cruza una paloma que sea muy consanguínea. Criar en línea a una paloma que no sea muy consanguínea o que no sea consanguínea en lo absoluto.
¿Cómo podemos calcular los coeficientes de consanguinidad? Si usted mira un pedigrí de 5 generaciones, el padre y la madre son igualmente responsables del juego de genes del pichón, entonces ese pichón o paloma en cuestión tiene el 50 % de su juego de genes del padre y el 50 % de su juego de genes de la madre. El descendiente también tiene el 25 % de su juego de genes de cada uno de sus abuelos. El 12.5 % de cada uno de sus bisabuelos, el 6.25 % de sus tatarabuelos, y el 3.125 % de sus "tatatarabuelos". Esto es lo todo lo que usted necesita para entender el encadenamiento genético.
Agarre el eslabón genético común entre el padre y la madre para entender el coeficiente genético de una paloma. Si una paloma proviene de palomas consanguíneas en sólo un lado de su pedigrí, su coeficiente de consanguinidad es cero. Pero si esta tiene a antepasados comunes en los lados del padre y madre, o en la parte de arriba y abajo del pedigrí, esta tiene un coeficiente de consanguinidad. Qué tan alto es el coeficiente, es sólo cuestión de sumar los porcentajes.

He aquí del porque en veces es de mucha utilidad el pedigrí, si ha sido hecho por un colombófilo decente.  

Y quizás algunos de ustedes se preguntaran, ¿Donde o como pudo saber estas modalidades de criar? Vayan a mis paginas de artículos y ahí encontraran las respuestas. Suerte.





 
  Hoy habia 32 visitantes (101 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com