articuloscolombofilos
  Algunas medidas para mantener sanas las palomas.
 
ALGUNAS MEDIDAS PARA MANTENER SANAS LAS PALOMAS
Las medidas que a continuación daremos a conocer no intentan ser una síntesis de patología y medicina para las palomas, sino al contrario, se trata de consejos prácticos y sencillos que básicamente nos ayudaran desde un punto de vista preventivo, impidiendo que nuestras palomas se enfermen, ya que aunque también se explican algunas bases generales de tratamientos, en caso de que las palomas se enfermen, es más aconsejable consultar con un veterinario especialista  y que este realice un diagnóstico correcto para poder dar un tratamiento adecuado.
La mayoría de los colombófilos que recién empiezan en este hobby de las palomas carecen de los conocimientos básicos para mantener sanas sus palomas, y también hay algunos colombófilos veteranos que llevan mucho tiempo actuando incorrectamente en algunos aspectos, a todos ellos están dirigidos estos consejos que pueden ser de utilidad, ya que el estado de salud de sus palomas resultará al final de cuentas en el estado de salud de las palomas de todos los demás competidores.
Estas medidas se pueden concentrar en tres conceptos distintos:
A. Referente al palomar y a las medidas de manejo de las palomas.
B. Referente a la prevención y control de las enfermedades.
C. Referente al enceste y transporte de las palomas en la temporada de concursos.
A. REFERENTE AL PALOMAR Y A LAS MEDIDAS DE MANEJO DE LAS PALOMAS
El palomar debe estar bien orientado, la mejor orientación es el frente viendo hacia el sureste, ya que entrará el sol a primera hora de la mañana, pero evitaremos en buena medida la entrada en el palomar de la lluvia que principalmente vendrá del oeste, también evitaremos el sol fuerte de la tarde en el verano.
El palomar debe tener una buena ventilación, frentes bien abiertos, pero sin corrientes de aire. Es aconsejable la salida superior del aire caliente mediante conductos en el techo.
Es fundamental que el palomar esté siempre bien seco, por esto hay que evitar la entrada del agua de la lluvia y los focos de humedad como los de los bebederos, la humedad dentro del palomar es un gran
enemigo de la salud de las palomas, ésta es la razón por lo cual los palomares siempre estarán mejor en sitios altos, aislados de la humedad.
Las rejillas en el suelo y casilleros de cría son muy positivas, ya que son limitantes para un gran número de enfermedades, al no estar las palomas en contacto con los excrementos es más difícil que haya infecciones (gérmenes) y infestaciones (parásitos), las rejillas también impiden que las palomas puedan comerse la comida que cae fuera de los comederos, que de otra forma se ensuciaría con la palomina antes de ser ingerida por las palomas.
Es de gran relevancia asimismo la higiene en bebederos y comederos. En los bebederos es fundamental cambiar el agua al menos una vez al día y enjuagarlos con cierta frecuencia, ya que son el elemento principal de transmisión de enfermedades.
En cuanto a la limpieza de los palomares si no hay rejillas en el piso, lo mejor sería limpiar todos los días, ya que cuando se hace a diario se tarda poco en limpiar. Si hay rejillas se dilata bastante en el tiempo entre limpiezas, por supuesto, no hay que esperar a que el excremento suba por encima de la rejilla y en cualquier caso nunca se debe permitir que haya focos de humedad o que la palomina permanezca mojada después de haber entrado el agua de la lluvia en el palomar. La limpieza de los palomares siempre debe hacerse con mascarilla protectora para no respirar nosotros el polvillo que hay en el palomar, ésta es una medida importante de prevención para que no padezcamos en el futuro patologías de alergia.
Es muy importante disponer de un palomar de cuarentena o jaulas de aislamiento, pueden ser de medidas variables pero que en cualquier caso estén aislados, separados del resto del palomar. Este palomar o jaulas de aislamiento cumplen una misión fundamental, aislar y separar palomas sospechosas de estar enfermas y someterlas a un período de observación que nos permitirá tratarlas sólo a ellas si es necesario, asegurándonos de que están sanas antes de incorporarlas al palomar, asimismo aquí podemos controlar y observar palomas que han llegado tarde de los concursos y palomas nuevas que entran en el palomar por adquisiciones o regalos.
En las medidas de manejo debo señalar como fundamental evitar la superpoblación, el excesivo número de palomas en el palomar es un factor de primer orden para la difusión de enfermedades.
La comida debe ser de buena calidad, limpia, sin polvo, pero que sean mezclas bien balanceadas para la temporada en función. En cuanto al número de veces que deben comer las palomas hay diferentes opiniones, pero para mí, una paloma que no está compitiendo o criando con una sola vez al día es suficiente, la paloma almacena la ingesta en el buche y la digiere a lo largo de todo el día. La cantidad debe ser suficiente para que comiendo lo que quiera dejen el comedero vacío al terminar, o incluso se queden con un poco de hambre, de esta forma tendrá otra vez buen apetito al día siguiente o incluso comerán mas. Nada hay más eficaz para que las palomas pierdan el apetito que tenerlas todo el día con el comedero lleno.
Siempre deben tener las palomas a su libre disposición grit, esto es fundamental para ellas ya que la "masticación" de la comida la realizan en el estómago mecánico (molleja) y para ello necesitan tener piedrecillas en la molleja, de manera que al contraerse ésta, se tritura el grano. Es también aconsejable que dispongan de vitaminas y minerales en polvo a libre disposición.
El ejercicio que realizan fuera del palomar es variable según el sistema de vuelo y el criterio del colombófilo, lo que sí es cierto es que un palomar debe ser un cuartel y las palomas no pueden estar vagabundeando por los tejados, sino al revés, mantener una disciplina estricta especialmente en la temporada de concursos, aunque a veces se les pueda dar "recreo" que puede coincidir con el momento de ponerles el baño, el cual podemos poner una vez por semana.
El agua del baño hay que tirarla una vez que las palomas han terminado de bañarse, si permanece más tiempo, otros pájaros beberán allí y puede ser un foco de infección.
Por último, en las medidas de manejo, señalar la importancia que tienen el aceite de ajo y la levadura de cerveza aplicados en la comida. Una vez por semana mejoran notablemente la resistencia a padecer enfermedades, especialmente enfermedades respiratorias.
B. REFERENTE A LA PREVENCIÓN Y CONTROL DE LAS ENFERMEDADES
TRICOMONIASIS-COCCIDIOSIS. Estas dos enfermedades son producidas por protozoos ( parásitos unicelulares ) y se comportan como parasitosis, es decir, establecen un equilibrio entre el parásito y el hospedador, en este caso la paloma, de manera que cuando ese equilibrio se rompe, normalmente debido a una situación de estrés, como puede ser el esfuerzo realizado en un concurso, aparece la enfermedad. Las tricomonas y las coccidias suelen estar siempre en las palomas, se trata de mantenerlas a niveles muy bajos para que no produzcan enfermedad.
Hay varios productos para tratar las tricomonas en las palomas, el más utilizado es el RONIDAZOL, en mi opinión es aconsejable tratar las palomas antes de comenzar la ruta de vuelos y también antes de aparear las reproductoras. A lo largo de la ruta de vuelos podemos tratar dos o tres veces más, especialmente después de los grandes esfuerzos y varios días en la troca. El ronidazol no afecta al rendimiento de las palomas en los concursos, pero no es conveniente abusar de tratamientos repetidos porque crearemos resistencia en las tricomonas, en un momento determinado puede ser aconsejable cambiar el principio activo utilizando por ejemplo carnidazol (spartrix).
El nivel de coccidiosis puede ser determinado en laboratorio mediante la técnica de flotación a partir de una muestra de heces (palomina), este análisis sencillo determinará el tratamiento, si bien de forma más práctica se puede tratar junto a las tricomonas con Cocci-geel que añade amprolium al ronidazol.
VERMES. La desparasitación contra vermes redondos (áscaris y capilarias) y planos (tenias) debe realizarse al menos una vez al año, antes de empezar los concursos, no se debe desparasitar durante la muda ya que algunos productos provocan anomalías en las plumas. Hay numerosos productos para desparasitar, funcionan bastante bien el febantel y el febendazol (Ascapilla del laboratorio chevita). También se puede desparasitar con ivermectina (Ivomec) vía oral, si bien hay que ser muy precisos para diluir la dosis adecuadamente ya que 1 ml. de producto sirve para desparasitar 100 palomas, por lo tanto 2 gotas en el pico de cada paloma es lo adecuado.
PARAMIXOVIROSIS o PESTE AVIAR. La vacunación debe realizarse una vez al año, en el mes de diciembre, a todas las palomas del palomar. La vacuna empleada tiene que ser inyectable y de uso específico para palomas, su aplicación es subcutánea detrás del cuello tras la vacunación. Las vacunas más frecuentemente empleadas son Hipraviar AP  y la vacuna de peste (Chevivac-p200). Además de la vacunación anual es muy recomendable vacunar contra la peste a los pichones del año, una vez que se ha terminado de criar, incluso se pueden vacunar por lotes cuando ya hay un cierto número de ellos, para no tener los primeros pichones que se criaron demasiado tiempo desprotegidos, hasta que terminen de criarse los últimos.
ENFERMEDADES RESPIRATORIAS Y DIGESTIVAS. En relación con los procesos respiratorios y digestivos de las palomas, no soy partidario de administrar antibióticos preventivamente, se abusa habitualmente de los tratamientos con antibióticos y esto tiene ciertos inconvenientes: se crea resistencias a los antibióticos, que tienen como consecuencia el hecho de que un arma realmente valiosa cuando hace falta como son los antibióticos no tendrá el efecto deseado cuando de verdad haga falta, porque los hemos mal utilizado, eliminamos flora intestinal sana con lo que podemos producir el crecimiento de otros patógenos como los hongos o las tricomonas, además disminuiremos el rendimiento en los concursos según el antibiótico utilizado ya que algunos pueden tener efectos tóxicos.
Como línea general valga indicar que en los procesos respiratorios como ornitosis (ojos llorosos) coriza, rinitis y otros, el antibiótico de elección es la DOXICICLINA, se administra en el agua de beber y tiene un amplio margen de seguridad en la dosificación.
En los procesos digestivos, salmonelosis, colibacilosis y otros el antibiótico de elección es la ENROFLOXACINA. Los procesos diarreicos deben ser diagnosticados adecuadamente, ya que puede tratarse de adenovirus (diarrea de las palomas jóvenes), siendo esta una enfermedad muy grave que causa una gran mortandad entre los pichones y que no tiene tratamiento con antibiótico al tratarse de un virus.
ECTOPARÁSITOS. El control de la mosca de la paloma y de los piojos de la pluma tiene una gran importancia, no sólo por el estrés que a las palomas le producen los parásitos externos no dejándolas descansar, sino también porque la mosca de la paloma es la transmisora de una enfermedad grave, la hemoproteosis, se trata de una protozoosis sanguínea, es un parásito unicelular que invade los glóbulos rojos de las palomas. Cualquier cipermetrina (por ejemplo, Arpón diluida en el agua a la dosis adecuada se puede aplicar en las instalaciones tomando las precauciones necesarias, sacar del palomar a las palomas, los bebederos y los comederos. Para aplicar directamente sobre las palomas está indicada el agua con insectrin a razón de 2 tapaderitas en 20 litros de agua, solo sumergir el cuerpo de la paloma no la cabeza.
C. REFERENTES A LOS ENCESTES Y TRANSPORTES DE LAS PALOMAS EN LA TEMPORADA DE CONCURSOS
Todo el esfuerzo que nosotros hagamos en nuestro palomar por tener las palomas sanas se puede venir abajo en el momento de encestar las palomas para los concursos, ya que si hay colombófilos que no son responsables y encestan palomas en dudoso estado de salud, contagiarán a otras muchas palomas con sus palomas enfermas.
Es por esto que hay que ser extremadamente cuidadoso a la hora de encestar las palomas y no encestar NUNCA una paloma en mal estado de salud, ya que no sólo perderemos esa paloma sino que difundiremos la enfermedad a las demás.
En buena medida la razón de escribir estas recomendaciones está basada en la necesidad inexcusable de que todos los socios traigan sus palomas a los encestes en buen estado de salud, de hecho para poder exigir que esto sea así, hay que difundir primero unas normas fundamentales para mantener sanas nuestras palomas, de manera que no se pueda alegar ignorancia cuando determinadas palomas sean rechazadas en un enceste por ser sospechosas de estar enfermas.
Cuando un colombófilo detecta que en su palomar hay una o varias palomas enfermas debe parar en los concursos y tratarlas hasta conseguir volver a tenerlas en buen estado de salud, en caso contrario perderá sus palomas y además contagiará las palomas de los demás.
Nunca se deben encestar palomas que presenten los siguientes síntomas: dificultades respiratorias notables, ojos llorosos, narices sucias, diarrea, pérdida de peso, pústulas de viruela, plumaje deteriorado y en mal estado, portadoras de moscas y piojos así como cualquier otro síntoma que nos haga sospechar falta de salud. Supone una grave falta de responsabilidad hacia los demás compañeros de afición llevar al club y encestar palomas que presenten cualquiera de estos síntomas o que podamos pensar que están incubando alguna enfermedad. Nunca se deben introducir palomas viejas, palomas que no vuelan habitualmente o con problemas de cualquier tipo para perderlas, ya que distorsionan los concursos.
Nunca se debe dejar entrar en el palomar a palomas que llegan tarde de los concursos ni a palomas nuevas que vienen de otros palomares, unas y otras deben ser aisladas en el palomar o jaulas de cuarentena hasta que estemos seguros de su buen estado de salud, por esto, no se deben dejar abiertas las entradas del palomar permanentemente ya que en cualquier momento puede entrar una paloma perdida, un corriente, etc. que nos traiga la ruina sanitaria al palomar, en muchas ocasiones esta ha sido la causa por la que palomares que estaban teniendo buenos resultados en los concursos se han venido abajo en apenas una semana.
Nunca se deben traer las palomas a los encestes con el buche lleno de comida. Si se trata de velocidad o medio fondo, el buche debe ir vacío o casi vacío, de esta forma las palomas no vomitarán en las cestas, podrán volar bien al día siguiente, tendrán menos sed y entrarán al llegar al palomar. Si se trata de un vuelo de fondo o gran fondo, el buche debe ir como mucho a medio llenar, esto dificultará que vomiten en las cestas pero además cuando al día siguiente tengan que comer en la troca sí tendrán hambre; en caso contrario, llevándolas con el buche lleno, si no vomitan, no comerán en la troca porque no tienen hambre, con lo que saldrán a volar con un día completo de ayuno previo que les perjudicará. Si vomitan y las jaulas no tienen rejillas, el vomito se mezclará con las heces y se lo volverán a comer en penosas condiciones higiénicas ella y todas la demás que estén en la cesta. En el transporte de las palomas la administración de comida se debe cortar a mediodía del día anterior a la suelta, para que al día siguiente salgan a volar con el buche vacío. Agua se les debe poner siempre, continuamente y deben tenerla puesta hasta el momento de salir a volar.
Por último señalar la importancia de la limpieza de los bebederos que se utilizan en los transportes de las palomas en los concursos, es fundamental que cada vez que se utilicen se limpien correctamente, por ejemplo sumergiéndolos en una solución de agua con lejía de uso alimentario a la dosis correcta y enjuagándolos bien después, en caso contrario los bebederos se convierten en medio de difusión de todo tipo de enfermedades.


 
  Hoy habia 32 visitantes (114 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com