articuloscolombofilos
  El aquerenciamiento de los pichones.
 

El aquerenciamiento de los Pichones
El aquerenciamiento que propongo busca la eficiencia en muchos sentidos, con la menor perdida de pichones, y mejora en la urgencia con los pichones tardíos para volarlos pronto y con los pichones gordos, los pichones de fondo deben incluirse aquí aunque sean de lento desarrollo, ninguno debe descuidarse yendo lento. Me dio buen resultado en los 6,000 pichones aquerenciados por mí directamente, durante 30 años. Se trata de que no se les de libertad para adquirir hábitos equivocados, por nuestro bien; debe estar siempre enfocado a nuestra menor molestia, si, sin que nos demoren tanto tiempo en esto que es preliminar, no porque tengamos tiempo se deberá descuidar su psicología desde el inicio, que después se necesitara que esté impecable. Sin la atención constante y paulatina podemos desaprovechar a varios pichones que después hubieran sido campeones, los que muchas veces son los más sensibles o fáciles de perder, por que vuelan precozmente, o porque hay muchos pichones que no haciendo lo correcto se quedan sin comer, luego se enflacan, luego van llegando tarde, etc. Van perdiendo posibilidades de ganar o se pierden al aumentar la distancia. Si muy importante esta labor, debemos prevenir que no aprendan mañas, para que al momento de los concursos no disminuyamos nuestra fuerza de lo que ya criamos, o con el retraso de las marcas por el mal trampeo. Desde el principio, ellas no son las que deciden sobre lo que deben hacer, o el empleado, que aprendan a ser dirigidas, para esto deberemos ser conscientes de nuestros actos, así como de los objetivos parciales, según la fase en que se encuentren, que se determina por lo que sepa hacer cada pichón, cada una individualizada, pero tratando de que estén homogéneas en las camadas para que se nos facilite manejarlas, lo que impide retrasarnos para darles más distancia en carretera si se requiere, lo que
repercute en pérdidas. Debemos ofrecerles claridad en lo que les toca aprender, congruencia, porque esto es apenas el adiestramiento, lo que se pueda lograr según las instalaciones más o menos adecuadas de cada palomar, por la altura de cada palomar, ruidos, distracciones. Por lo que es necesario dividir los pichones en 3 categorías por lo que han aprendido y no por su edad, que hasta no lograrlo podrán pasar al siguiente nivel:
Camada de “pichones Chicos”: Es el pichón que desde el destete de 28 días, se debe poner en la jaulita, para que pase del interior al exterior, puestos allí todos los días al medio día, entre los vuelos de los grandes, con comida y bebida suficiente a su alcance dentro del palomar, lo que se busca es que aprenda: 1.- A estar en paz sin que nadie los moleste o se espanten, (cuidado con las mascotas o niños). 2.- Que empiecen a fijar su instinto de orientación. 3.- Que aprenda a cruzar la entrada sin temerle, que cruce los llamados bobs muchas veces, con los varillitas levantadas para que entre y salga del palomar como algo normal, durante 5 a 7 días seguidos por varias horas, que por afición al vuelo querrán salir, (salir no totalmente porque está la trampera), y que por temor, hambre, sed o calor; querrán entrar.
Camada de “pichones Medianos”: Se les quitara la jaulita de la rampa en que estuvieron anteriormente y se pretende: 1.- Que continúen entrando y saliendo por la estrecha entrada sin miedo, para que reafirmen que dentro del palomar estarán seguros y encontraran aquí siempre comida bebida, refugio, etc. 2.- Se ejerciten y desarrollen pronto, con pequeños vuelitos de unos cuantos metros de distancia, (para poder ser Medianos deberán estar suficientemente capaces como para poder subir a la rampa de
aterrizaje y entrada, y sin que se los lleve el viento). 3.- Aprendan a ser gregarios, a protegerse estando juntos, que por su afición y audacia querrán estar ahora casi siempre fuera aunque tengan hambre, pero tengan la opción de entrar para comer o beber siempre, esta etapa de Medianos deberá durar 4 semanas mínimo, aunque haya urgencia por ser la última camada, por el riesgo de que si se limita esta etapa, lo que se les pedirá a continuación será peligroso, en esta etapa también se requiere que toda el área exterior del palomar se le considere zona de ellas para su protección y en libertad, sin ruidos ni mascotas para su tranquilidad, que sus movimientos que realicen sean sin estrés. Lo primero que se deberá hacer antes de meterlos al palomar cada día es; que se abra primero la ventana de la trampa que da al pasillo del palomar, (Por lo que deberá tener instalado una rampita por dentro cerrada, con
comida y bebida en ella, antes del pasillo del palomar), luego: 4.- Que aprendan a ser vareadas y acarreadas, sin miedo al carrizo de 3 o 4 metros, que deberá estar a su vista días antes, y haciéndolo con mucha paciencia ya que de lo contrario nos contradecimos con los objetivos que se pretenden en este nivel, y poco a poco los vallamos guiando dentro, por lo que no nos deben tener nunca miedo y todos deberán dormir dentro del palomar, hay que empezar temprano porque es tardado, desde las 3 PM. Varía según la disposición al varearlas, con casas muy cercanas se les permitirá temporalmente
pararse, mientras sean Medianos. La señal de que se está a tiempo de pasar al siguiente nivel, es cuando todos los pichones empiezan a volar por su cuenta, en intervalos de 2 o 5 minutos por su propio deseo. 
Camada de “Pichones grandes”: Para pasar a esta etapa es preciso dar un cambio, porque ahora son diferentes objetivos y ya han aprendido los básicos, 1.- Aprenderán ahora que salir del palomar significa en lo sucesivo que será solo para volar, no será nunca más para vagar o descansar, sin que se les permita estar cómodas en ningún otro lugar fuera del palomar, se requiere mucha ayuda en estos momentos, para que se coloquen varias personas en las otras azoteas de antemano, antes de sacarlas, y se preparen estos con banderas y piedritas dispuestos a lanzarlas a ellas en las azoteas, para evitar que se paren. 2.- Aprendan a que se les impedirá y que en ningún otro lugar podrán estar cómodas si se paran, en lo que no sea su propio palomar, obligándolas a los lugares permitidos, de preferencia solo en la rampa, por lo que primero se les espantara al momento de sacarlas del palomar, de cerca a lo lejos del palomar, y por solo 10 segundos, por alguien disfrazado, la que se vaya metiendo sin haber volado,  se le saca con la mano aventándola, aplaudiéndoles, chiflando y correteándolas solo en estos 10 segundos, habiendo abierto antes al pasillo y con los varillitas bajadas para que la que entre ya
no salga en todo el día, sin comida ni bebida en la entrada, ahora estará está en su jaula, y conforme se cansen después de estos 10 segundos; se les deba permitir pararse y de inmediato meterlas, deberán comprenderlo las personas ayudantes bien primero, ya que no deberá estar nadie fuera que interfiera en su aterrizaje, solo se quedaran los que están en las azoteas todo el rato, para que bajen al palomar debemos estar ocultos, porque es su lugar de refugio, después de ser espantadas primero, luego con otra disposición calmada, ya sin disfraz; se les valla vareando (sin el costal en la vara), conforme vallan arribando rápidamente hay que aprovechar su agitación para que en estos segundos las metamos más rápido, muchas después de aterrizar querrán seguir vagando fuera como anteriormente hacían, pero no será más permitido ya, en beneficio de su salud por lo que coman y beban inadecuado fuera, no volverán a salir en ese día así hayan volado algunos solo 30 segundos, ellas aprenderán poco a poco que deberán aprovechar su única salida en el día, para volar cada vez más, y los siguientes días se hará todo igual. El problema es con la que no nos dimos cuenta que se paró lejos y nadie la espanto, porque puede aprender que allí se puede estar tranquila y se retrasa de su condición y desarrollo, la consideraremos igual que las otras de avanzadas cuando no es así, a menos que la encontremos en el
pasillo después y observemos luego cuando se separa del grupo, puede que luego aprenda y quiera estar con los demás volando. La clave en este nivel es comprender, que si el que menos puede volar de ese grupo solo vuela 1 minuto; entonces se le pide a todos solo 10 segundos, espantados con bandera máximo, o si luego el que menos puede es volar 3 minutos; se les pide 40 segundos con la bandera espantados a todos máximo, no más, porque se pararían en cualquier lugar las menos capaces. Tratemos de saber porque algunos no quieren volar, si esta golpeado o enfermo no hay que espantarlo.
Es mucho mejor estar conscientes de lo que se desea que aprendan, en niveles diferenciadas, que estas etapas sean lo más rápidas dentro de lo posible en aprendizaje, para tenerlas volando arriba del
palomar lo antes posible, y estando allí si esperar después, porque ya volando 20 minutos o más, empezarán a estar por fin en la posición que se requiere propiamente como acondicionamiento físico,
sabiendo entrar, comer y dormir puntualmente, en lugar de desperdiciar tiempo y solo aprendan a flojear, manteniéndolas demasiado como pichones Medianos, sin desarrollo aeróbico para su condición física, que se prolonga lo que realmente necesitaran después, ya que muchas parvadas como luego veremos; no tienen suficiente “carga de trabajo”, para los incrementos en la distancia, y evitar con esto el cansancio excesivo, los retrasos, desmotivación en ellas, pequeñas lesiones o desgarres por el esfuerzo muy incrementado repentinamente, así disminuyen las golpeadas, se perderán menos, por lo que la consigna es que pronto vuelen sobre el palomar disciplinadamente.

Arturo Mayagoitia.
(Continuara)


 


 


 


 


 
  Hoy habia 31 visitantes (64 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com