articuloscolombofilos
  El sistema 'correcto' de la crianza en línea, fijando la sangre de una campeona.
 
El sistema ‘correcto’ de la crianza en línea, fijando la sangre de una campeona
Los colombófilos principiantes y quizás también algunos de los experimentados, a lo mejor querrán obtener un poco de conocimiento sobre el importante tema de la crianza de palomas, en particular la crianza en línea, o en cualquier caso, un sistema por medio del cual puedan fundar (establecer) una línea de palomas rápidas, para así probablemente poder ganar en algunas competencias. En estos días de la especialización no hay necesidad de tener un palomar con 60 palomas o más para ganar eventos clásicos. Por especialización, quiero decir la concentración sobre una cierta raza de palomas.
La mayoría de colombófilos tenemos en el palomar a una paloma que ha volado excepcionalmente bien, durante la temporada de vuelos; una paloma que ha sido criada de una pareja de palomas nuestras. Aquí entonces, está el material necesario para la creación de una nueva raza (línea).
Si nuestra paloma excepcional es un macho, entonces, la temporada de cría siguiente él debe ser apareado con su madre; y si hay una hembra hermana o viceversa, ella debe ser apareada con el padre. Este es el llamado ‘apareamiento recíproco’, al menos, por esta vez así lo vamos a llamar. Los hijos de estos dos apareamientos los anillaremos cuidadosamente, y los apuntamos aparte en una libreta de registros. Sin el cuidadoso apunte, el éxito del sistema será vano.
El padre es numero 1 y la madre numero 2. A las hembras hijas del macho apareado con su madre, hijas/nietas de la madre numero 1 las llamaremos, 3A, y a los hijos machos de la hembra apareada con su padre, hijos/nietos del padre numero 1 los llamaremos 3B. El padre número 1 es apareado con una de sus hijas/bisnietas, hembra 3a, y uno de los hijos/bisnietos macho 3b con la madre número 2. Los hijos serán cuidadosamente entrenados y volados, y es posible  que los hijos del macho, sean mejores que aquellos de la hembra. Esto puede pasar al revés, y puede que los hijos de la hembra sean mejores.

Este es un método para saber cuál de los dos padres es el que da bueno, si el padre o la madre es el reproductor del campeón. Si la herencia de la paloma campeona viniera de la madre, entonces hemos rápido intensificado las posibilidades de saberlo juntándole el hijo campeón a ella, o viceversa, así exactamente es como yo hice la línea de los ‘Anillitos de Oro’, de los ‘Azulitos’, de la ‘057’, de los Stassart, de los Janssen, de los Sion y otros.
La progenie del apareamiento 1x3a será marcada 1 3a en el libro de apuntes, y la progenie del apareamiento 2x3b será 2 3b. Ahora el colombófilo puede aparear una hembra del apareamiento 2x3b, hacia atrás al No 1 y 2 que es naturalmente la mitad de la sangre de la madre, y según la teoría generalmente aceptada por las leyes Mendelianas, que gobiernan la crianza de palomas, el hijo sólo toma de la madre una proporción de un veinticinco por ciento de su sangre. Si esto es así (según es la teoría) entonces el hijo es sólo el veinticinco relacionado con la madre, de modo que esto no es consanguinidad cercana.
Siendo así, la hija del hijo y la madre, que es apareada hacia atrás al No 1, es una nieta, y contiene sólo un cincuenta de la sangre del abuelo. Para aparear a estas dos palomas, otra vez, no es consanguinidad cercana y en la misma proporción, aparear al nieto consanguíneo hacia atrás con la abuela es sólo aparear hacia atrás un cincuenta por ciento de su sangre.
Puede ser, que tanto los machos como las hembras de las líneas funcionen volando sumamente bien; o puede ser que solo una línea muestre el mayor porcentaje de ganadores.
Cuando una paloma campeona aparece en un palomar, que de alguna forma es hibrida, o sea que los padres no estén relacionados, soy un gran creyente en la teoría de que este es un caso de reversión a un antepasado campeón. Ya sea por el lado del padre o por el lado de la madre, y por el apareamiento recíproco, nosotros podemos remontar o perseguir la calidad evasiva, mucho mejor que por una cruza con otra familia. Muchos podrán decir que criamos una línea de palomas débiles, pero esto hace mucho fue desmentido.
Un sistema como el de arriba puede seguirse por muchas generaciones y después de la tercera temporada de cría, los hijos por el lado del padre pueden ser apareados con los hijos del lado de la madre, y escoger un macho y una hembra, para aparear otra vez hacia atrás al macho numero1 y la hembra numero 2. Esto es un sistema de crianza en línea similar a ese conocido como el sistema de Felch, pero, no me gustaría ir al extremo o ir más allá de cinco temporadas de cría, en lo cual para esa fecha yo personalmente introduciría una hembra especialmente seleccionada de la misma raza, pero distante a la mía.
¿Por qué una nueva hembra? Porque los colombófilos experimentados saben que un nuevo macho puede pisar a varias hembras sin nuestro conocimiento, pero la nueva hembra sólo puede aparearse con el macho y por lo regular es más difícil que se brinque el gallo. Unos machos no son nada fieles a sus hembras, y cortejarán a cualquier hembra en el palomar.
Esto pasa seguido he, suceden casos, en los que uno aparea a un macho pinto, por ejemplo, con una hembra rodada, pero esa hembra en temporadas anteriores a estado  apareada con un macho rodado. La progenie salen pintos, y por la observación, uno sabe que ellos en verdad son hijos del compañero anterior de la hembra, en este caso el rodado.
Las palomas que muestran cualquier tendencia de debilidad en lo físico, en las competencias con ellas, serán eliminadas pronto del palomar, la cesta hará su trabajo. En buenos palomares que han adoptado ya este sistema de crianza, el porcentaje de palomas débiles no es mayor que bajo el sistema ordinario de la crianza en cruza.
Velocidad, y más velocidad, son necesarias en estos días, cuando los colombófilos se concentran en unas cuantas palomas bien seleccionadas, y les dan un intensivo pero cuidadoso entrenamiento y competencia, tienen éxito. Pero la selección desordenada de una docena o quince palomas del palomar de posiblemente sesenta o setenta palomas, ponen al colombófilo en el plano de un principiante que sólo comienza con unas cuantas palomas bien criadas. Podríamos mencionar varios colombófilos que compiten con pocas palomas en las competencias, contra colombófilos ricos que envían muchas palomas, y los colombófilos con pocas palomas ganan un mayor porcentaje de vuelos, y esto debido a que ellos conocen los pedigríes y desempeño de sus palomas y tienen un contacto más cercano con las individualidades de cada paloma. Y nosotros los colombófilos sabemos que cada paloma es tan diferente una de otra como lo es en dos seres humanos en carácter y manierismos.
Por el sistema de crianza mencionado arriba, un colombófilo tiene el derecho absoluto de dentro de unos años reclamar su nombre en la raza, porque esto es un principio más o menos reconocido que toma cuatro temporadas de cría para formar alguna característica distintiva en aves o animales criados en un sistema de línea.

Suerte.


 


 
  Hoy habia 31 visitantes (61 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com