articuloscolombofilos
  La teoría de la cola.
 
LA TEORÍA DE LA COLA
Vamos a hablar un poco sobre la teoría de la cola en la paloma, muchos colombófilos no creen en esto ni en muchas otras teorías, pero déjenme decirles que son muchos los colombófilos que han escrito artículos sobre este tema y a otros tantos les interesara leer sobre esta teoría. Un viejo amigo colombófilo me dijo un vez que aunque llevaba toda su vida de colombófilo, nunca había oído hablar sobre la cola hasta que lo leyó en un artículo. Este amigo juez de palomas y gran entendedor de la teoría del ojo, decidió poner la teoría en práctica y se vio sorprendido al seleccionar las mejores palomas de cada palomar que visitaba.
Yo todavía no se lo suficiente, y debo completar algunas observaciones, y eso me llevará otros cuantos años.
Habiendo no obstante examinado cientos sino miles de palomas, me siento capaz de darles alguna información sobre la teoría, que explicaré a continuación.
Empezaré mis explicaciones con lo que voy a llamar el avance de la cola.

El avance de la cola:
Una teoría que yo leí hace años, aconsejaba que si un colombófilo examina las dos plumas de los extremos de la cola y encuentra en los cañones de dichas palomas marcas o una serie de puntos
pequeños, estamos ante palomas que ha tenido un vuelo muy duro. Esto puede ser una bobada ya que el colombófilo sabrá si sus palomas han tenido un vuelo duro o no. Pero esta teoría tiene valor si esas mencionadas marcas aparecen sólo en algunas palomas de las mandadas al vuelo. Las palomas que aparecen con estos puntos, habrán tenido que hacer un esfuerzo mucho mayor para regresar a su palomar, bien porque su estado de forma no era el más adecuado para ese vuelo o también por haber hecho un sobre esfuerzo en su afán de regresar cuanto antes a su palomar. Estos puntos o marcas servirán de aviso al colombófilo para darse cuenta de que esa o esas palomas necesitan un descanso.
Repito, esto es sólo una teoría, pero esos puntos aparecen y yo los he visto en palomas ganadoras y en palomas que han pasado la noche fuera de sus palomares. Cuando esto ocurra en ganadoras yo le
recomendaría al colombófilo darles un largo descanso o bien retirarlas por el resto de la ruta, porque entre todas las palomas que yo he visto con estas marcas, sólo una ha vuelto a volar bien esa misma ruta, y a dicha paloma se le permitió tener un descanso y que criara un pichón antes de volver a las
competencias.
En algunas palomas la pluma izquierda del extremo de la cola aparece un poco rota en su cañón y en otras son ambas plumas de los extremos las que aparecen rotas, pero yo nunca he visto una paloma que aparezca con la pluma del exterior derecho, rota solamente. Cuando yo veo una paloma con estos cortes, me está diciendo que ha pasado al menos una noche fuera de su palomar, y esto puede ser causado por el estrés sufrido por la paloma. De todas maneras, no todas las palomas que han pasado una noche fuera presentan estos signos, lo que me conduce a pensar que sólo aquellas que han tenido que hacer un gran esfuerzo en regresar a su palomar muestran cortes o puntos.
Las plumas del centro:
Estas plumas sirven como aviso de calentura. Una vez examine a las palomas reproductoras, y me encontré que en dos de esas palomas aparecían unas manchas blancas en una de sus plumas del centro de la cola. Esas manchas no eran como otras que aparecen de forma natural en las plumas del ala de alguna paloma, sino que eran como polvillo blanco alrededor de la cola. Curiosamente las dos palomas que sufrían estos síntomas eran las dos últimas que se habían incorporado al cuadro reproductor. Ya que en principio no había causa justificada para la aparición de esas manchas dado que el estado de salud era el correcto, pensé que el único motivo aparente pudo haber sido el cambio de palomar, o también, la posibilidad de que un gato que había estado merodeando fuera el causante de la fiebre sufrida por esas palomas, al tener éstas el sistema nervioso alterado.
Todo esto nos lleva a la conclusión de la importancia que tiene el tener aislado o protegido el palomar de gatos y todo tipo de roedores que puedan causar daños tanto físicos como psíquicos.
Las plumas de arriba:
Cuando estaba chequeando todas las palomas antes de un concurso por si alguna presentaba los signos ya mencionados, me encontré con un macho Yearling que tenía tres líneas distintas cruzando las plumas de arriba, entonces comencé a recordar que ese palomo había pasado una noche fuera y había estado sometido a algún tipo de estrés, siendo esto afirmativo. El palomo en cuestión tardó 6 horas en recorrer 90 Km., llegando agotado. Yo he notado estas mismas tres líneas alrededor de la cola de muchas palomas que han tenido que soportar muchas horas de vuelo. Estas líneas pueden ser causadas por el pánico que muestran algunas palomas al sentirse pérdidas antes de encontrar el camino correcto que las conduzca de regreso a casa.
Otro tipo de marcas que aparecen en las mismas plumas, consisten en diversas líneas que se cruzan en la parte superior de las plumas, que, particularmente, sólo he visto en palomas adultas.
Estas marcas pueden ser observadas en palomas que regresan de un concurso. Esto ha sido notado no sólo por mí sino por colombófilos amigos míos que han vistos estas líneas en palomas que han volado largas distancias o que han permanecido volando por más de 8 horas. Parece ser que estas marcas aparecen en palomas que han tenido que recurrir a sus reservas, realizando su máximo esfuerzo. Cuando esto se hace notar en alguna paloma quiere decir que ésta ha llegado a su límite en la distancia. Por ejemplo, si estas aparecen después de 600 Km., la paloma no debería ser enviada a 800 Km. ya que habría alcanzado el límite de lo que es capaz de volar.
Posición del cañón:
Esta parte de la teoría es todavía altamente debatida, y, solamente, el tiempo nos dirá la verdad.
Cañón a la derecha:
Para explicar por qué el cañón de las plumas de la cola es importante, conviene centrarnos en ello:
Si la cola tiene 12 plumas, miraremos solamente a las de arriba cuando ésta se encuentre en posición normal, y notará que algunos cañones se encuentran en el centro, otros a la derecha, y otros a la izquierda de la pluma.
Aunque he visto y agarrado cientos de palomas, todavía no he encontrado una paloma que haya tenido el cañón de la pluma ligeramente desviado a la derecha y que haya ganado algo. De hecho estas palomas suelen ser de muy bajo estándar. En estos casos esas palomas, y hay que decir que es muy fácil encontrarse con ellas, suelen estar equilibradas, con muy pocos riñones y un peor signo del ojo.
En casos donde el cañón es recto, pero se desvía solamente un poco hacia la pluma, es posible encontrar buenas palomas. Este fenómeno casi me hace dudar en la teoría, especialmente porque un
compañero colombófilo me dijo que la cola no repercutía en el vuelo de la paloma. Una vez descubrí buenas paloma con el cañón desviado hacia la derecha, empecé a aceptar el consejo de aquel buen colombófilo y a renegar de mis principios, hasta que me acordé de aquello que decía que un buen colombófilo siempre debe mirar detrás de lo percibido a primera vista. Comencé de nuevo a examinar esas palomas y descubrí que aunque tenían el cañón de la primera pluma ligeramente desviado hacia la derecha, la pluma de más abajo, es decir, la segunda pluma empezando por arriba, tenía el cañón desplazado hacia la izquierda en todas ellas.
Después de confirmar mi investigación y volver a revisarla, ésta me condujo a las siguientes conclusiones:
1.- Cuando el cañón se tuerce, o hace un ángulo hacia la derecha: Son palomas de pobre calidad.
2.- Cuando el cañón es recto y un poco desplazado hacia la derecha: Son palomas mejor equilibradas, pero todavía de baja calidad.
3.- Cuando el cañón es recto y un poco desplazado hacia la derecha con un cañón desviado a la izquierda en su segunda pluma: Son palomas más equilibradas que las anteriores.
4.- Cuando el cañón de la primera pluma es recto y un poco desplazado a la derecha, estando muy desviado hacia la izquierda el cañón de la segunda pluma: Son palomas muy bien equilibradas y de buena calidad.
Las palomas que tienen en su primera pluma un cañón desviado hacia la derecha, deben ser desechadas para la reproducción, siendo sólo admitidas en este caso las que representan el caso 4 arriba mencionado. Con este tipo de palomas ya me he encontrado yo, siendo éstas grandes reproductoras y voladoras, pero en cada caso su pareja debe tener en su primera pluma un cañón desplazado ligeramente hacia la izquierda. Al principio yo clasificaba a todas las palomas que presentaban estas características, como malas palomas, pero al encontrar alguna buena dentro de esta clase, fue cuando aprendí la importancia de buscar lo que nos deparaba la segunda pluma. En todo caso, pienso que no hay que hacer muchos miramientos a las palomas con los cañones a la derecha.
Cañón en el centro:
En casos donde el cañón está situado en el centro de la pluma de una forma recta y sin curvas, serán signos de buenas palomas y bien equilibradas, habiendo sido encontradas muchas ganadoras con estas cualidades. Esto no quiere decir, que todas las palomas que tengan el cañón en el centro vayan a ser campeonas si después presentan un signo del ojo deficiente o un ala defectuosa; pero sí me gustaría recalcar que éstas tienen grandes posibilidades de ser buenas.
Dentro de las palomas con estas características hay unas que pueden considerarse como excelentes. Estas las que tiene las tres primeras plumas de la cola en armonía, queriendo esto decir que si extendemos las tres primeras plumas, la primera, como dije antes, tendrá el cañón en el centro, la segunda tendrá su cañón bastante desviado hacia la izquierda y la tercera tendrá el cañón un poco desplazado hacia la derecha. Esto indica que esas palomas son muy buenas reproductoras, especialmente si el cañón puede ser visto gradualmente acercarse al centro desde las dos plumas de
los lados cuando la cola se encuentre abierta, alcanzando el centro paulatinamente al llegar a la pluma central. Palomas con estos dones son realmente excepcionales, equilibradas desde la cabeza hasta las patas, y la perfección que presenta la cola parece extenderse por todo el cuerpo.
Las palomas que tienen el cañón en el centro, pero luego no presentan la misma armonía en sus plumas, aún siendo buenas no tienen la misma calidad; siendo en este caso las peores, las que tienen el cañón de la segunda pluma desviado a la derecha.
Cañón a la izquierda:
Palomas con estos cañones desplazados hacia la izquierda, siempre presentan un problema incierto a los colombófilos; es posible encontrar campeonas y mediocres entre estas palomas y normalmente no es fácil averiguar de qué tipo se trata.
Investigaciones posteriores me llevaron a las siguientes conclusiones:
1.- CAÑONES DESPLAZADOS MUY POCO A LA IZQUIERDA:
Normalmente esto indica palomas de poca calidad, mal equilibradas, con pocos riñones y un ojo muy pobre. Estas palomas quizás sean capaces de ganar un concurso de poco kilometraje, pero seguirán siendo inválidas para puntear en un concurso de cierto kilometraje y menos aún para construir un palomar con ellas.
2.- CAÑONES DESPLAZADOS UN POCO MÁS A LA IZQUIERDA (6.4 mm):
Parece haber en este tipo una mezcla de buenas y malas palomas, siendo difícil descifrar de qué tipo se trata con el sólo hecho de mirar la cola de dichas palomas. Aquí el signo del ojo puede inclinar la balanza por unas u otras dependiendo de la profundidad del mismo, pero si sólo nos guiamos por la cola, serán preferibles aquellas que tengan un cañón en línea recta en vez de uno en curvas.
3.- CAÑONES MUY DESPLAZADOS HACIA LA IZQUIERDA:
En esta categoría hemos encontrado muchas campeonas y de hecho todas las ganadoras de 500 millas que he agarrado esta temporada tenían el cañón de la pluma de arriba muy desviado hacia la
izquierda. No todas las palomas de esta categoría son campeonas, algunas ni siquiera son buenas palomas. Para juzgar la calidad de éstas es necesario extender las dos primeras plumas. Normalmente cuando el cañón de la pluma de arriba está muy desplazado a la izquierda, la siguiente pluma tendrá un cañón desviado a la derecha.
LA BASE DE LA COLA:
Esta área que forma parte de la espalda más que de la cola, ha sido objeto también de teorías contradictorias. Un gran colombófilo decía que si hacías un poco de presión con los dedos en la espalda de la paloma y la cola y se movía era indicación de que no era apta para volar fondo. Otro gran colombófilo inglés creía que la cola debía elevarse al ser presionada con los dedos para indicar que esa paloma no era apta para volar gran fondo.
En cierto modo ambos están en posesión de la verdad, ya que por un lado en una paloma de gran fondo la cola no debe moverse por ningún motivo.
Yo, particularmente, prefiero el pensamiento del primer colombófilo, ya que el segundo da a entender que solamente no son aptas para volar gran fondo aquellas que inclinan la cola hacia arriba sin hacer mención de aquellas otras que la inclinan hacia abajo.
La cola, para finalizar, debe en todo momento resistirse ante cualquier presión a que sea sometida con cierta moderación por el colombófilo, de ahí se podrá entonces sacar la conclusión de que esa paloma está calificada para volar gran fondo.
REPRODUCCIÓN:
Una buena regla para los objetivos de la reproducción es evitar el apareamiento de palomas que tengan el cañón hacia la derecha con aquellas que lo tengan hacia la izquierda o en el centro. Palomas con el cañón de la primera pluma en el centro son las mejores para la reproducción si se tiene cuidado en examinar las dos plumas que la preceden. Estas palomas parecen ser las más equilibradas y de ellas se pueden obtener grandes campeonas si se tiene un poco de cuidado con quien se les aparea. Aunque se dijo que las palomas con el cañón muy desviado a la izquierda producían palomas de gran fondo, son aquellas del cañón en el centro las que dan mejores descendientes.
Cuando se cría con palomas de estas características tiene uno que asegurarse que el ojo es perfecto, con un corte profundo en el signo del ojo, y unos cañones en perfecta armonía. Si la pareja reúne estas condiciones deberá producir campeones.
Palomas con el cañón muy desplazado a la izquierda deberán apareare de la misma manera y no intentar juntar con palomas de distinto signo con el propósito de la esperanza en obtener crías con el cañón en el centro.
EL VALOR DE LA TEORÍA:
He examinado muchas palomas que han regresado heridas de un concurso, algunas de ellas con las heridas frescas, otras con ellas ya curadas, y, en ambos casos, la cola se ha visto afectada por distintas
marcas en casi todas sus plumas. Cuanto peor era la herida más marcadas aparecían en las plumas, lo que ayuda a probar dicha teoría. Ante cualquier enfermedad que pudiera presentar la paloma, la teoría de la cola serviría para de alguna manera medir la gravedad de la misma, ya que las plumas se verían
inmediatamente marcadas, por lo que la teoría sería algo así como una guía de salud de las palomas.
La teoría de la cola ayuda al colombófilo a hacer un mejor programa para la reproducción, ayuda a escoger o seleccionar mejor sus palomas, te ofrece la posibilidad de saber qué palomas son aptas para
volar gran fondo y además, como ya dije antes, podrás saber si tus palomas se encuentran bien de salud. Quiere decir esto que todo el tiempo y el esfuerzo empleado en la investigación de la teoría de la cola lo doy como bien aprovechado. Si a esta teoría le unimos la del signo del ojo y la de los latidos del corazón, pueden ustedes estar seguros que serán capaces de producir el tipo de palomas que prefieren en vez de aquellas que buenamente esperan.
0tra teoría, tal vez la observación de los colombófilos dirá si tiene algo de razón
 
  Hoy habia 32 visitantes (106 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com