articuloscolombofilos
  Seleccionando a las palomas para críar
 


                                SELECCIONANDO A LAS PALOMAS PARA CRIAR
El apareamiento
Una vez que se ha elegido el grupo de reproductoras, todavía surge un pequeño problema que es, el de qué machos juntar con cuales hembras. Creo firmemente que no hay un método único determinado para el apareamiento de las reproductoras que sea mejor que otro.Todos los colombófilos lo hacemos de manera diferente. Todos hacemos lo que consideramos adecuado; Juntamos bueno con bueno, raza con raza, familia con familia, consanguinidad o cruza, palomas grandes con pequeñas, largas con cortas etc. Pero hay otro método que es totalmente diferente, y es el de dejar a la naturaleza tomar su propio camino y que se hagan par como ellas quieran, porque  a fin de cuentas, no importa realmente cual método hayamos elegido. El regulador final siempre será; Esperar y ver, ya que nada pero nada, está garantizado. En la crianza, el viejo principio de "ensayo y error" tiene influencia, y el probar, muy posible será la forma en que ocurra; con el acompañamiento de grandes dosis de esperanza -- y suerte.
Sistemas de apareamiento
Enumeraremos algunas cosas referentes a la filosofía del apareamiento de dos palomas con la esperanza de producir una campeona voladora. Como ya dijimos hay innumerables métodos y todos los colombófilos tenemos nuestras propias ideas acerca del por qué una paloma necesita aparearse con otra determinada paloma. Bien, sólo mire algunos de estos métodos y trate de racionalizarlos.
Bueno con bueno
Este procedimiento y prueba ha sido ampliamente adoptado y seguido, porque no se toman en consideración los atributos físicos o mentales de ambas palomas, este se concentra exclusivamente en sus desempeños, con la evidencia de que sus atributos físicos y mentales fueron lo suficientemente buenos como para producir campeonas y eso es todo lo que queremos conseguir, producir más campeonas reproduciendo estos atributos, independientemente de qué aspecto físico tengan las 2 palomas buenas.
Parece ser un argumento basado en una ideología solida. Hay uno o dos errores, sin embargo, el problema más serio es que las campeonas voladoras para destinarlas al palomar de cría, no son baratas. Y por lo general, entre mas buenas sean las palomas, más caras son. Eso está bien y es probablemente la manera en que debería ser, pero----no todo el mundo puede comprar palomas campeonas. Por lo que la mayoría de los colombófilos nos hemos visto forzados a aceptar la siguiente mejor alternativa; Comprar una paloma relacionada a la campeona, por lo general descendencia directa o nietos que no es lo ideal. (¡Aunque algunos colombófilos prefieren los parientes cercanos!). El otro problema surge en que depende mucho de las distancias en las que se quiere volar bien. No es buena idea comprar una paloma campeona de 360 Km. si el objetivo es producir palomas ganadoras de 930 o 1040 km. A veces funciona, pero es excepcional... Está bien si uno tiene dinero (y tiempo) para experimentar con palomas fuera de su distancia establecida, pero no es lo ideal. (El problema se plantea con frecuencia debido a que muchas palomas en venta se anuncian como que han volado bien contra X número de colombófilos a una velocidad Y pero sin precisar las distancias que son aptas para volar).
Línea o raza con raza o familia con familia
Estos dos esquemas de criar  pueden ser lo mismo pero no necesariamente. (Ejemplo, un macho Houben de con David Claussing apareado con una hembra Houben de con Jeff Houben no necesariamente están relacionados uno con el otro, no tan cercas y no importa de todos modos.) Porque las manzanas nunca caen lejos del árbol, ya que las crías tienden a comportarse como sus padres o familiares cercanos bajo circunstancias similares. Conociendo a la familia o linaje puede, por lo tanto, ser una gran ayuda para cuando uno prepara a las palomas para los vuelos. Tendrá experiencias anteriores con respecto a la forma de volar, por ejemplo, viudez o al natural (y si se vuela al natural, la mejor posición de nido preferido), la
cantidad y el tipo de ejercicio, la cantidad y el tipo de alimentación, las circunstancias del clima de un vuelo, la distancia de un vuelo, etc.,
Todo esto ayuda a ajustarse a las palomas para un determinado vuelo, ya que como es sabido, para que ciertas palomas vuelen bien deben estar presentes especificas condiciones climáticas y otras condiciones. Todo esto ayuda en la preparación; en resumen, todo conocimiento hace que sea más fácil la preparación y nos da la oportunidad de un eventual éxito.
Igual de importante es la historia y experiencias anteriores con la familia de palomas así sabe uno qué esperar habiendo seguido determinados procedimientos. Las circunstancias a menudo determinan si o no las palomas volaran bien en cualquier vuelo dado. También es crucial conocer a la familia -- incluyendo los individuos de la familia – porque así sabe uno qué esperar siguiendo cualquier procedimiento, ya que hace que la preparación sea un poco más fácil y los vuelos mismos más placenteros y fructíferos.
Otra ventaja de la familiaridad con las peculiaridades de la familia, es la conexión raramente vista donde algunas características externas se relacionan con las palomas con  excelentes habilidades para competir, ya que podría ser la presencia física de una manifestación observable como, por ejemplo, una marca detrás del ojo (cejita), especial color de plumaje o patrón, una pluma blanca en el ala, plumas en las patas (chivarras), copete o algo similar, que identifica que llevan el potencial de buenas voladoras (o buenas reproductoras). Cuando ocurre esto, es una conexión restringida de la familia y esa misma característica en una paloma de una familia diferente no será de ninguna importancia inmediata.
La cruza vs la consanguinidad y la crianza en línea
En el pasado, mientras algunos colombófilos criaban en consanguinidad, otros continuaban cruzando a sus palomas con éxito. La cruza, es el apareamiento de dos palomas no vinculadas y depende en gran medida de las combinaciones de genes favorables que pueden surgir como nuevos conjuntos de genes agregados al material genético con cada nueva introducción. La cruza (exogamia) es el apareamiento de palomas dentro de la raza tales como paloma mensajera con paloma mensajera, mientras que hay otra cruza (mestizaje) que es cuando se aparean razas entre sí, por ejemplo, paloma mensajera con colipavo. La cruza o cruza por fuera ha demostrado ser una técnica exitosa por muchas generaciones.
A diferencia de la cruza, la consanguinidad no trae nuevos genes al material genético y entre más profunda se realice la consanguinidad  menos será el número de nuevas combinaciones que pueden surgir en la descendencia.
Por lo tanto, es evidente que el éxito de cualquier descendencia criada en consanguinidad depende exclusivamente de la cantidad de genes favorables originalmente presentes en los padres. Como
no se agregan nuevos genes no se puede criar mejores especímenes.
Por otro lado, los genes deletéreos dentro de la raza se expresaran más fácilmente resultando en ejemplares no deseados y un aumento
en el número de individuos que deben ser sacrificados. También debido a la consanguinidad hay una tendencia en el aumento de depresión y aunque muchos colombófilos defienden a los pobres especímenes por su estatus de consanguinidad, si continúan la consanguinidad los llevara finalmente a la desaparición de la familia.
El método preferido de la cruza por fuera (exogamia), conocido como selección en la crianza, fue y todavía es practicado por muchos exitosos campeones. Este consiste en aparear a palomas que aparecen con las mismas características favorables, con los resultados que aunque las palomas no están relacionadas entre sí, son muy similares en apariencia. Cuando practicamos el sistema de juntar bueno con bueno estamos utilizando también un sistema de selección donde el énfasis es puesto en el funcionamiento a pesar de que las palomas puedan parecer físicamente diferentes.
La crianza en consanguinidad y en línea
Aunque las palomas consanguíneas en algunas ocasiones han logrado resultados fantásticos volando, estas
se destinan principalmente para la cría y generalmente no compiten bien en los vuelos. Las verdades importantes aquí son de dos tipos: En primer lugar es importante que la consanguinidad no sea muy rigurosa. (La consanguinidad severa es donde se aparean madre/hijo, padre/hija y hermano/hermana.)
En todo el mundo, muchos colombófilos han probado estos apareamientos con excelente balance, pero todos -- a lo que yo sé, finalmente fracasan.
En segundo lugar, es importante que en los casos donde se realice la consanguinidad por varias generaciones, se pruebe la descendencia en las competencias. Porque la simple selección a la mano no es suficiente, ya que uno puede acabar fácilmente con bonitos especímenes físicamente, que a mayor grado, han perdido su instinto de orientación y son en efecto, tontos. Es posible que el instinto de orientación se conserve en un pequeño porcentaje de las palomas, pero todas tienen que ser probadas en la cría para determinar cuáles serán las posibles buenas reproductoras, ya que son indistinguibles de las tontas y no pueden ser de otra manera identificadas. Como resultado, realizar esto no es tan práctico ya que se necesitan grandes números de pichones. (Es bien sabido que se han obtenido buenos resultados de uno o dos hijos de padre/hija o de otros apareamientos severamente consanguíneos pero no cuando se perpetúa esta técnica. Cuando se practica una continua y severa consanguinidad siempre se producen fallas en las palomas).
La crianza en línea es una especie de consanguinidad, y son los apareamientos de (abuelo con nieta, abuela  con nieto, primos, medio hermano con media hermana etc.) y cuando es leve, estas palomas se pueden volar con éxito. La ventaja de volarlas es que se lleva a cabo una selección natural, durante el cual los especímenes de menor calidad se perderán y son eliminados automáticamente asegurándonos que las
normas de la familia se mantienen a un alto nivel.
La dudosa conveniencia de continuar la consanguinidad surge por la falta de éxito, que es aparentemente inexplicable teniendo en cuenta el alto grado de éxito de algunos animales (salvajes) que prosperan a pesar de la constante consanguinidad. La razón de esta aparente anomalía probablemente se encuentre en las distintas respuestas por la consanguinidad de los dos grandes grupos en los que los animales están divididos. (Los dos grupos son: A. los animales que nacen de a par individual, tales como los cisnes, y la mayoría las aves silvestres, y B. los que no, tales como las gallinas y la mayoría de especies. El grupo B. ha sido objeto de una severa consanguinidad y aún así prospera, tanto domésticamente como en lo salvaje).
Algunos colombófilos argumentan que el caso de la crianza en consanguinidad de palomas, debería ser lo mismo que el éxito logrado en la crianza en consanguinidad de aves criadas para la producción de carne y huevo, y tratan de seguir el ejemplo. Pero los genetistas practican la consanguinidad en sus gallinas puramente por los rasgos físicos y su selección hace caso omiso de la capacidad mental de las aves de corral totalmente, (posiblemente intencionalmente) con el resultado de que las gallinas comerciales de hoy en día son totalmente "descerebradas", contrario a las palomas mensajeras donde se puede afirmar que la perspicaz capacidad mental es  l atributo más importante de las palomas mensajeras.
Apareamiento de grande con chica, larga con corta, gruesa con delgada etc.
El método también es conocido como apareamiento compensatorio, por lo general cuando nosotros los
colombófilos apareamos estos tipos de cuerpo extremos, estamos intentando criar especímenes intermedios, es decir aquellos que no son grandes ni pequeños, ni largos ni cortos ni gruesos ni delgados. Los genes responsables de estas variaciones en tamaño y forma son caracteres cuantitativos y son aditivos en su expresión.
Usando el tamaño de cuerpo como un ejemplo, ya sea que las crías estén a medio entre grandes y pequeñas, es determinado en gran parte por las formulas genéticas de ambos padres. Y como los padres suelen tener un patrón genético que contiene genes para individuos grandes como también para pequeños, la descendencia resultante en la mayoría de los casos, si hay un número suficiente de ellos, se compone en todos los tamaños. Algunos pueden ser más grandes o más pequeños que cualquiera de los padres (herencia transgresiva), pero la mayoría estará entre los dos extremos.

Apareamiento libre
En los últimos años en muchos aspectos, los métodos para ciar, han ido en un completo círculo. Inicialmente, hace ya mucho tiempo, a las palomas se les permitía la libre elección de escoger a su pareja. Luego llegó un momento en que los colombófilos, siempre deseosos de mejorar los resultados en las competencias, emplearon diversas técnicas de reproducción de las que ya hablamos anteriormente. Esas técnicas hoy en día aún favorecen pero el péndulo lentamente se está moviendo hacia atrás nuevamente al apareamiento libre. La primera reacción sobre esto, es pensar que se está dando un paso hacia atrás, pero después de un examen detenido parece que hay muchas ventajas. Pero forzosamente se necesita que todas las reproductoras sean de excelente calidad y que no haya palomas de dudoso potencial entre ellas.
El método exige que todos los machos reproductores se pongan por primera vez en un compartimento del palomar de cría y se les permita elegir sus nidos, después de lo cual, alrededor de dos semanas más tarde, cuando estos ya se hayan asentado, se pone en el palomar un número igual de hembras. La mayoría se hará par igual que como criaron la temporada anterior y pondrán huevos más o menos una semana después. (Si se quiere cambiar de pareja, es suficiente con no meter a la hembra del año anterior hasta que el macho se haya re apareado con una nueva hembra y pongan huevos.) La mayoría de las nuevas parejas se habrán hecho bien par en diez días.
Los pros y los contras
Hay muchas ventajas en el sistema, de los cuales el principal es el manejable y fácil método para iniciar la temporada de cría. Las parejas no tienen que estar encerradas y ni tenerlas que vigilar, los machos no se pelean, no hay estrés, los huevos no son quebrados y los pichoncitos no son pisoteados. La razón de ser del sistema, se extiende a lo largo de estas líneas; porque todas las reproductoras, machos y hembras, fueron seleccionados de acuerdo a las normas, no deberá importar cual macho se aparee con cual hembra. Lo que si se requiere es mantener el ojo que no haya cualquier apareamiento de hermano/hermana (o casos equivalentes a consanguinidad). Aunque no es raro que tales apareamientos produzcan grandes voladoras, la experiencia nos dice otra cosa, y si los pichones son destinados para volar, se tendrá que separar a estas parejas y re aparearlas con otras parejas. Es evidente y se supone que no habrá distinción entre las palomas reproductoras con respecto a las distancias que queremos que vuelen sus hijos.
¿Hay desventajas? Como colombófilos sobre todo nos gusta demostrar nuestra capacidad de hacer par a los machos con las hembras correctas. El sistema del libre apareamiento por otro lado, elimina nuestro derecho de hacer a las parejas del modo que preferimos y nos puede hacer parecer algo tontos si las mismas palomas al aparearse como ellas quieran pueden producir mejores resultados sin la interferencia de nosotros. Tal vez será consolador todo lo que hicimos ya que nosotros fuimos los que seleccionamos y elegimos a todas las reproductoras, debería ser más que suficiente para salvar nuestro orgullo herido.
¿Es suficiente? Bueno, todo eso depende de qué tan seriamente uno fantasee con las probabilidades de ganarle a la naturaleza. "¿Alguien está dispuesto a tomar el reto?”.


 
  Hoy habia 32 visitantes (113 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Página de Mike González.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas com